Curiosidades XIV: Stachys byzantina, oreja de conejo

Curiosidades XIV: Stachys byzantina, oreja de conejo

Esta semana os acercamos esta graciosa planta llamada Stachys byzantina pero conocida comúnmente como «Oreja de conejo». En nuestro jardín «Mi jardín Ibérico» causa furor entre los más peques. En las excursiones escolares es una parada obligada 🙂 Todos quieren llevarse un recuerdo de la Stachys byzantina, oreja de conejo.

Stachys bizantina, oreja de conejo

La Stachys bizantina, oreja de conejo es una planta perenne de la familia Lamiacee. Y a qué se debe su nombre común pues adivina: a la textura de sus hojas! El origen del nombre científico sin embargo deriva del griego Stachys que significa «espiga de trigo» debido a la forma de sus flores. El término byzantina hace referencia a su procedencia del Imperio Bizantino (Turquía e Irán).

Stachys bizantina, oreja de conejo

La Stachys byzantina, oreja de conejo es una planta vivaz, herbácea  de hoja perenne. Presenta un sistema de raíces tuberosas rizomatosas. Sus tallos son florecientes poco ramificados que pueden alcanzar hasta 20 cm. Mientras que sus hojas de unos 10cm son basales y gruesas revestidas por pelusilla de color gris plateado.

Stachys bizantina, oreja de conejo

Durante el invierno la zona expuesta al aire se seca para resurgir con fuerza en primavera. Sus flores se agrupan en inflorescencias de panículas. Son pequeñas y normalmente de color púrpura. Sus semillas en cápsulas se desprenden cuando están maduras. Su floración es de primavera a finales de verano. Aunque realmente al no ser sus flores espectaculares se suelen cortar para así realzar el follaje.

Stachys bizantina, oreja de conejo

La Stachys byzantina, oreja de conejo se trata de una planta ornamental en los jardines muy utilizada en paisajismo sostenible. Es cubridora dando un toque singular al conjunto. Aconsejamos plantar 5 unidades por m2. Si deseas combinarla con otras plantas nuestra propuesta es con las Campanulas y las Nepetas. Prefiere las zonas soleadas con suelos sueltos. Además que sean un poco húmedos con buen drenaje y pH algo ácido. Tolera la sequía. Sus hojas en esas épocas se vuelven marrones y caen al suelo. No tolera sin embargo las heladas ni la humedad excesiva.

Stachys bizantina, oreja de conejo

Se puede cultivar en macetas. Ojo con el riego, conviene abundante el fase de crecimiento. Pero no la riegas desde arriba sino desde raíz. Y por último, se debe colocar en una zona donde corra el aire.

La poda se recomienda en noviembre, podando todos los troncos a nivel del suelo. Así se la protege del frio.

Stachys bizantina, oreja de conejo

Para multiplicarla, se puede a través de sus semillas (en primavera) o vía dividiendo en grupos (en otoño).

En cuanto a sus enfermedades: la más típica es por el exceso de humedad que provoca que se pudran sus raíces. Luego pueden ser atacas por el moho o el polvo blanco.

Stachys bizantina, oreja de conejo

Es utilizada para fines medicinales. Se aplica para casos de picaduras de insectos, principalmente de abejas. También se usa como vendaje antibacteriano.

Y como hemos dicho al principio, es muy utilizada en jardines sensoriales para niños con el fin de que perciban las diferentes sensaciones que puede ofrecer la naturaleza.

Stachys byzantinas, oreja de conejo

                    Nuestras Stachys byzantinas, oreja de conejo repartidas por «Mi Jardín Ibérico»

Como curiosidad, Plinio el Viejo ya habló de ella describiéndola como parecida al puerro con hojas más largas y flores amarillas.

Esperamos que os haya resultado interesante descubrir una nueva planta adaptada. Síguenos para saber más sobre otras!!

Link: mijardiniberico

No Comments

Post A Comment

Acepto la Política de privacidad