Jardín familiar sostenible – el porqué tener uno

Hoy trataremos de aportar nuestro granito de arena para animaros a tener un jardín familiar sostenible (que sea ibérico; naturalmente) explicando sus ventajas. Disfrutaréis de él tanto los más pequeños como los mayores; sin excepciones, desde los adolescentes hasta los octogenarios… Aprenderéis y compartiréis ¡un hobby en familia!

Jardín familiar

Madre e hija plantando juntas en el jardín

Ya veis películas y jugáis juntos y es divertido. Pero desde «Mi Jardín Ibérico» os planteamos una actividad para comenzar esta primavera si es que no os habéis animado todavía. Y será fuera, al aire libre, no muy lejos de casa. En ¡vuestro jardín sostenible! 🙂

Jardín familiar

Familia compartiendo su tiempo juntos

Y es que disponer de un jardín familiar ibérico abre muchas oportunidades al aprendizaje en diversas áreas: desde enseñar sobre el cuidado del medio ambiente, respetar la biodiversidad, practicar aptitudes de cultivo, espera, recogida… hasta simplemente conseguir que los más enanos de la casa se lo pasen pipa ¡¡¡ensuciando sus manos!!!

Jardín familiar
El tamaño del jardín no es tan importante como sí que lo es lo que realmente queramos hacer en él. No hace falta decir que un jardín familiar ibérico (es decir, adaptado al clima nuestro) cuanto más grande más posibilidades pero una pequeña colección de suculentas, o un pequeño rincón de huerto, o aprovechar las verticales para trabajar en altura,… son soluciones igualmente válidas y que cubren perfectamente el objetivo que perseguimos: un pasatiempo en familia para aprender, compartir y divertirse al mismo tiempo.

Jardín familiar

La observación de la naturaleza es de los pasatiempos más enriquecedores que puede haber para todas las edades.

Beneficios:

A continuación os explicaremos algunos de los beneficios más relevantes que podréis conocer de primera mano:

Cuidar de las plantas y respetar a los insectos

Uno de los aprendizajes más visibles para los más pequeños es enseñarles a cuidar de las plantas (super importantes para nuestra supervivencia al generar casi todo el oxígeno del planeta). Y a entender que hay que respetar a los insectos por ser fauna auxiliar insustituible para que la cadena alimentaria funcione. Es difícil resistirse a matar a los pobre bichitos porque «no nos gustan», por eso; es tan necesario este tipo de actividades de concienciación en familia. Con nuestras correctas indicaciones conseguiremos que todos desarrollemos una mejor comprensión del valor de la naturaleza.

Jardín familiar

Respetar a los insectos para fomentar la biodiversidad.

El valor de la paciencia

Otro valor que resulta fundamental de inculcar hoy en día, inmersos en la inmediatez que nos proporciona la tecnología, es la paciencia. La naturaleza no entiende de anchos de bandas y descargas «premium». Va a su ritmo, el natural 🙂 Si nos rodeamos de plantas asimilaremos que para llegar a un resultado hay que pasar por diversas fases sin atajos y que cada una requiere su tiempo.

Jardín familiar

Ensayo Acierto-Error

Y qué decir de la enseñanza, que no tiene precio, de «ensayo acierto-error». La jardinería sostenible es un método perfecto para recibir lecciones sobre la vida.

Jardín familiar

Una simple lupa es el material con el que disfrutar de tu hobby al aire libre.

Partir de una buena base/preparación

Por experiencia en las excursiones que realizamos en «Mi Jardín Ibérico» la fase de preparación del suelo, a pesar de no ser nada glamuroso, es sin ninguna duda la etapa con la que más disfrutan los peques. Explicarles la importancia de preparar un suelo sano para que las plantas puedan crecer vigorosas es super divertido ya que pueden participar sin restricciones y pasárselo genial. ¿Qué niño no disfruta ensuciándose las manos? Si el espacio no es muy grande con neumáticos salvas de largo la situación.

Jardín familiar

Conseguir un suelo sano es el secreto para un bonito jardín perdurable en el tiempo.

Acordar en común

Otra fase en común donde poner a prueba las artes de negociación de cada miembro de la familia es el momento de la elección de qué plantar. Aconsejamos siempre plantas autóctonas y/o adaptadas a vuestra región para asegurar el disfrute durante generaciones.

Jardín familiar

Siempre cultiva acorde a la estación y al clima en el que te encuentras.

Y ¡Atención! Tened muy en cuanta que esa elección dependerá de cuanta luz solar recibe vuestro espacio, el espacio real cultivable disponible (pensad que las plantas crecen y necesitan su espacio), la orientación donde vayas a plantar, si está protegida al viento o no, si será zona de paso, … Todos estos factores deben considerarse a la hora de escoger las especies de vuestro jardín familiar ibérico.

Jardín familiar

Plantar juntos genera un nexo de unión intergeneracional.

Desarrollar facetas artísticas

Todos conocemos la costumbre inglesa de ponerse a pintar el paisaje en el jardín sostenible. Menudo plan infantil. Pero algo que todavía no se considera mucho a nivel particular es la posibilidad de que los niños algo más mayores practiquen el «arte topiario» en tu propio jardín. Si alguno recuerda la famosa película «Eduardo Manostijeras» admitirá que es una pasada poder disfrutar de algo similar en tu casa. Dejar que los adolescentes se expresen a través de las plantas y que los ya mayores tengan una tarea que distraiga durante unas horas es lo mejor de esta idea.

Jardín familiar

Showroom en «Mi Jardín Ibérico»

Si quieres realizar estas actividades familiares y no dispones del espacio, apúntate a un jardín sostenible comunal. Allí podrás valorar otras opciones igualmente provechosas para toda la familia. Además de conocer gente con vuestros mismos intereses.

Esperamos haberos ayudado en decidir cómo pasar juntos un rato en familia. Para cualquier duda, contactadnos en «Mi Jardín Ibérico», un parque ecológico en Madrid.

Link: mijardiniberico, Heroimages/Getty, freshidees, archzine, estiloydeco, tuinen,

Tags:
No Comments

Post A Comment

Acepto la Política de privacidad