¿Quién es Betty Fiechter?

¿Quién es Betty Fiechter?

Actualmente todo el mundo puede lucir un reloj en su muñeca. La llegada del móvil tal vez ha desplazado su uso pero todavía las grandes marcas de relojería venden sus modelos y una de ellas fue un momento dirigida por una mujer adelantada a su tiempo: Betty Fiechter.

Betty Fiechter

Fuente: Blacpain

Según publican en su página web de Blacpain, Jehan-Jacques Blacpain se registró oficialmente como relojero fundando la Maison. Tras varias sucesiones en la dirección administrativa gestionándose de manera exitosa, llega en 1932 la sucesión a manos de Betty Fiechter. Ella era la colaboradora durante años de Fréderic-Emile Blacpain que coge las riendas del negocio como consejera delegada, la primera mujer, en una empresa relojera puntera. Y en 1950 comparte la dirección con su sobrino Jean-Jacques Fiechter a lo largo de 20 años hasta su retiro.

Biografía de Betty Fiechter

Betty Fiechter tenía una personalidad arrolladora y dominante. Con gran temperamento siempre hizo alarde de convicción en que la mujer necesitaba joyas y complementos para lucir bien. Con su visión, la compañía fue pionera en el mundo del refinamiento exclusivamente femenino; siendo un referente en cuanto a relojes para mujeres.

reloj LadyBird, de Blancpain by Betty Feichter

Fuente: revolution.watch

El hecho más paradójico en su carrera profesional es que lideró una empresa en un sector dominado por hombres cuando todavía no se ejercía el sufragio universal femenino en Suiza!! Menos mal que los estudios sí estaban permitidos y comenzó fu formación en la Escuela de Comercio local realizando sus prácticas en Blancpain, en 1912. Se decidió por esta industria ya que su familia era propietaria de una fábrica en el mismo pueblo de movimientos para relojes complicados.

Al estallar la Primera Guerra Mundial muchos hombres se fueron al frente y las mujeres ocuparon sus trabajos. Betty se presentó voluntaria en el hospital donde conoció a André Léal, su socio más adelante. Ya en 1915, se convirtió en la asistente de Frédéric-Emile Blancpain, quien la preparó para ser la directora de los talleres en Villeret. A su fallecimiento, nombró a Betty directora del negocio familiar.

Superó la pérdida temporal del nombre de la empresa, la Gran Depresión y a la muerte trágica de su socio. Tuvo la audacia marketiniana para lidiar con todo ello de desmarcarse de la tendencia de los competidores y se focalizó en el diseño fe relojes femeninos. A su vez, tuvo la iniciativa de vender relojes casi terminados montados pero dejando a sus compradores la fabricación de sus propias cajas exteriores. De esta manera, se ahorraba los aranceles aplicados a los relojes terminados.

Otra muestra de su brillante visión de negocios fue su trato a los empleados. Todos los años instauró la costumbre de realizar un regalo a cada uno de ellos como parte de su programa de fidelización. También creó un plaza Rayville, una zona recreativa donde los hijos de los trabajadores podían jugar al mismo estilo Silicon Valley.

Betty Fietcher con su sobrino

Fuente: Blancpain

Nunca se casó pero era muy familiar. Tras ayudar en sus estudios a su sobrino, Jean-Jacques Fiechter, éste se asoció con Betty tras enfermar por primera vez de cáncer.

Éxitos en los negocios

En 1954, Betty y su sobrino propusieron el legendario Fifty Fathoms. Resultó ser el primer reloj de buceo que daba serviciio tanto a los buzos como a los militares, y después utilizados por la Marina americana.

Fift Fathom de Blacpain

Fuente: Horas y minutos

Fue ella quien alcanzó el éxito empresarial con la presentación del modelo LadyBird en 1956. Con él hizo lucir  a las mujeres el movimiento redondo más pequeño de la época. Esta bella creación fue iniciativa de Betty junto a su sobrino. Ahora, el modelo se reinventa en 7 colores en la colección Ladybird Colors.

Las joyas de Marilyn Monroe, exposición Blancpain

Fuente: vanidades

Y también triunfó con el reloj de noche de estilo Art decó para la archifamosa actriz Marilyn Monroe. En 2019 se organizó una exposición Timeless Elegance en la boutique de Blancpain de 5th Avenue de Nueva York. En ella se pudo disfrutar de una retrospectiva de sus relojes para mujer hasta la actualidad y por supuesto, reunió objetos personales de la emblemática actriz.

 

Reloj joys de Blacpain

Fuente: goldandtime

Como dato anecdótico, en 2020 se comercializó la edición San Valentín con 14 ejemplares de reloj joya en homenaje a Betty Fiechter inspirándose en un diseño perteneciente a Marilyn Monroe.

Volviendo a 1960, con la lucha encarnizada por hacerse con el mercado de la relojería por parte de los asiáticos y su cuarzo, Betty y su sobrino idearon la fusión de las grandes existentes europeas para crear una nueva entidad, la SSIH. Cada casa relojera mantenía su identidad pero compartirían sus recursos. Una estrategia brillante que les permitió mantenerse competitivos hasta el día de hoy.

Para concluir, Betty Fiechter es un referente casi desconocido en el mundo de los negocios ya que no solo tuvo que lucha en una sociedad donde no tenía voz ni voto sino que además batió con matrícula todas las crisis de escala mundial que ocurrieron. Fue fiel a sus ideas respetando la tradición pero adaptándose a los tiempos modernos que vivián.

Tags:
No Comments

Post A Comment

Acepto la Política de privacidad